Entre las muchas especialidades concernientes a la fabricación mecánica, la calderería es una de las que están vinculadas a una mayor cantidad de empresas y sectores industriales. No obstante, más allá del gremio de profesionales relacionados con dicha especialidad, son poco conocidas las razones de ello.

A continuación, trataremos de despejar todas las dudas al respecto. A fin de cuentas, los resultados de las distintas labores de una empresa de calderería están presentes en nuestro día a día sin que nos demos cuenta.

¿En qué consiste la calderería?

El objetivo de las empresas que ofrecen el servicio de calderería es el de diseñar y construir todo tipo de piezas y/o depósitos. Por tanto, está vinculada con cualquier industria o empresa cuyos servicios y productos impliquen el uso de estructuras metálicas: industria naval, industria ferroviaria, construcción, etc.

Por otra parte, debido a sus fines concretos, esta especialidad conllevan el uso de materiales pesados de distintas constituciones y grosores. Por ello, en un espacio donde se realizan labores de calderería industrial es habitual hallar toda clase de maquinarias y herramientas para trabajar los metales: cizallas, remachadoras, máquinas de soldar.

En cuanto a los procesos característicos de una labor de calderería, destaca sobre todo el del corte de metales. Para que las piezas y estructuras metálicas construidas sean lo más resistentes y duraderas posible, las piezas que las componen deben estar diseñadas y cortadas a la perfección.

El corte con láser

En la actualidad, la tecnología permite emplear cortes específicos para cada propósito. Sin embargo, uno de los que mejores resultados ofrece es el corte con láser que ofrecemos en Hidegar Laser. Éste está dirigido por un programa informático y su precisión es máxima: puede llegar a recortar siluetas complejas en periodos de tiempo muy cortos. Además, debido a su alta precisión, las piezas recortadas se adaptan perfectamente al proceso de ensamblaje posterior. Si quieres saber más sobre el corte por láser de metales encontrarás más información en este post.

Según el grosor que demande el cliente también es una buena opción recurrir al corte por agua de metales.

Plegado de piezas de metal

Otro de los procesos principales que se llevan a cabo en una empresa de calderería, es el del plegado de piezas de metal. Así es como se imprime sobre una pieza concreta la forma deseada para que forme una determinada figura o encaje con otras piezas.

Podemos encontrar varios tipos de plegado. El plegado fondo consiste en formar un ángulo recto con el vértice redondeado. El parcial, en formar uno obtuso, y el acuñado o estampado, en formar uno recto y con el vértice agudo. Para llevar a cabo cualquiera de estos plegados se emplean máquinas específicas como las plegadoras que tenemos en Hidegar.

Ahora que ya conoces cuáles son las principales aplicaciones de la calderería industrial, no te costará detectar en tu entorno cotidiano los resultados de su práctica. Basta con que te fijes en cualquier construcción, pieza o depósito. Por ejemplo, edificios como la Torre Eiffel o el espectacular Museo Guggenheim han requerido de procesos como el del plegado de piezas de metal y el de calderería industrial.

Si necesitas saber más sobre nuestros servicios de calderería industrial, corte por láser de metales, o plegados puedes contactar con nosotros haciendo click aquí.

Aplicaciones de la calderería en la industria
5 (100%) 1 vote